dilluns, 9 de març de 2009

Capsaicina, rifampicina, ina, ina, ina...





Todo medicamento sirve para combatir alguna patología que ataca a nuestro organismo y amenaza a la salud del mismo y, por tanto, es importante que conozcamos el significado de los mismos y si queremos potenciar su significado debemos saber también de donde provienen.

Sin tener en cuenta esto, podemos confundir palabras como capsaicina, rifampicina, melanina, melamina... y por la sencilla razón de que terminen en "ina" no quiere decir que provengan del mismo sufijo.


-Capsaicina: viene del latín "capsicum" (guindilla) y la terminación "-ina" que significa sustancia.
E una sustancia natural presente en el género Capsicum (guindilla) capaz de producir depleción local de la sustancia P, relacionado con la transimisión del dolor (de ahí el sabor picante).

-Rifampicina: (de origen desconocido) Es un antibiótico bactericida ( terminación -cina "destrucción de vida") frente a la meningitis, de primera elección como antituberculoso.


Después de ésto queda más que demostrado que la coincidencia de que dos palabras que coincidan en algún aspecto en su morfología no quiere decir que tengan significados en una misma raiz. Así pues, frente a la duda, debemos informarnos y no atar cabos a la primera de cambio.

He aquí el poder de las palabras.